El «lujo» de la palta: Consumo se ha disparado 300% desde el 2000 y precios pueden superar los $6.500 el kilo

Según cifras de la Odepa, el valor promedio del kilo de palta a nivel nacional -considerando ferias libres y supermercados- llegó a $5.536 a fines de abril, un 11% más que en la misma fecha de 2023 y 41,6% superior a lo registrado en 2022.

Un acompañamiento infaltable para distintos platos, tanto para cualquier comida con pan o simplemente en una ensalada. O bien sola, como protagonista. Lo cierto es que la palta es un fruto apetecido para el paladar de los chilenos y hace un buen tiempo que para muchos es considerado un alimento de «lujo» no precisamente por su sabor y propiedades, sino que por su alto precio.
Según los datos que proporciona la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) al 29 de abril de este año, el precio promedio del kilo de palta a nivel país -considerando ferias libres y supermercados- es de $5.536.
En 2023, en esa misma fecha, el precio promedio era de $4.984, lo que evidencia un alza del 11% en solo un año. Mientras que en 2022, el valor promedio a nivel país en el mismo periodo analizado fue de $3.909. Es decir, en dos años el valor promedio de la palta en Chile se ha disparado 41,6%.
En tanto, la Región Los Lagos es la que tiene el más alto valor, con un promedio de $6.464 el kilo a fines de abril, por el contrario, la más barata se encuentra en La Araucanía, con un valor medio de $5.052 el kilo.
Mientras que en la Región Metropolitana, el precio varía mucho dependiendo donde se efectúe la compra, ya que en supermercados el valor promedio por kilo es de $6.395, con precios que pueden llegar a los $6590 en supermercados de la zona sur de la capital. A su vez, en las ferias libres, los precios medios fluctúan entre los $4.500 y los $6.510, con un promedio general de $5.635.
Así, el alto precio que ha alcanzado la palta en el país ha instalado un debate, considerando que Chile es uno de los principales productores a nivel mundial, por lo que hay voces que han insinuado que su valor en el mercado interno no estaría del todo justificado, pese a que el consumo per cápita anual se ha disparado más de un 300% desde el año 2000, según el Comité de Paltas.
Una de ellas es la del economista Jorge Schaerer, quien en una carta a El Mercurio comentó que «cuando en Chile se producían y exportaban pocas paltas, eran baratas y de consumo popular», recordando que «la palta reina era la entrada más barata en cualquier menú, y la taza de té en invierno solía ser acompañada por un sándwich de palta».
Sin embargo, criticó que «desde que inversionistas en negocios agrícolas ingresaron al negocio de la palta, y se empezó a producir y exportar mucha, contrariamente a lo que enseñan los profesores de economía, esta pasó a ser un producto de lujo».
En ese sentido, expuso que «es interesante comparar precios por kilo a nivel de supermercados en cinco países productores y exportadores de palta hass».
«En California, US$3,86 la chica y US$5,86 la grande. En México, US$2 en Ciudad de México y US$2,5 en Baja California. En Perú, US$1,43 la grande y la mediana. En Israel, US$3,5», añadió. Y cerró con que «en nuestro país, US$6,5 las grandes y medianas. Huelgan los comentarios».
Comentarios que no agradaron a José Gabriel Correa, presidente del Comité de Paltas, quien respondió a Schaerer a través del mismo medio. «La comparación es errada y denota una falta de conocimiento muy dañina para este sector», resaltó.
Según explicó Correa, esta comparación de precios «se hace en momentos cuando la palta chilena está fuera de la temporada, lo que explica su alza a diferencia de la palta de todos los orígenes usados en la comparación como California, México, Perú o Israel, que están en plena temporada y ven disminuidos sus costos de distribución y además compara paltas de distintas calidades».

Por lo tanto, reiteró que «el análisis es injusto y sesgado».
Además, sostuvo que uno de los fenómenos que explica la variación que ha registrado el precio de la palta en el país tiene que ver con «la oferta y la alta demanda interna».
«Nuestro país pasó de consumir cerca de 2 kg per cápita al año en el año 2000 a 8,2 kg en 2023 (un alza del 310%). Es así como en Chile más del 50% de la palta que se produce se destina solo al mercado interno», detalló.
«Sí, la palta es un lujo, pero por sus reconocidos atributos en nutrientes asociados a la salud y una vida sana que lo hacen un producto muy apetecido tanto en Chile como en el mundo y debería ser un motivo de orgullo para los chilenos», cerró.
Mientras que, Juan Pablo Matte, secretario general de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), coincidió en que la comparación que realizó Schaerer «es muy injusta».
Esto, ya que consideró que «hay que tener cuidado en el caso de la agricultura, en la palta, en los limones, en tantos productos, porque está lo que se llama la estacionalidad, la temporalidad».
En ese sentido indicó a Emol que «cuando hay cosecha, oferta, producción, por una razón muy obvia, la vieja ‘ley de oferta demanda’, hay mucha oferta y hay a igual demanda un menor precio».
«Hoy día estamos en el ‘peor de los momentos’ del punto de vista de la palta chilena, porque efectivamente no estamos en temporada alta, en temporada de cosecha y por lo tanto, lo que hay es una muy baja oferta y obviamente alto precio», complementó.
Sin embargo, planteó que «afortunadamente» el consumidor tiene una amplia oferta de variedades de la palta ya que a Chile llegan productos de otros países, siendo Perú uno de ellos.
«Todo esto en un escenario en que efectivamente en los últimos años el consumidor chileno ha aumentado de manera muy importante, más de tres o cuatro veces su consumo per cápita y eso habla de la calidad del producto», añadió.
Al ser consultado por precios futuros de la palta, Matte explicó que este fruto «está muy expuesta, primero a la disponibilidad de agua y como estamos viendo, a la corriente de la niña». Por eso, dijo, «es muy probable que tengamos menos precipitaciones a pesar de la lluvia y de la nieve».
«Entonces existe una posibilidad de que haya menos disponibilidad de agua y como cualquier cultivo, el palto en este caso, es exigente en agua para la producción. Eso podría provocar una menor producción o menos calibre», concluyó.

Estimado de producción temporada
2023-2024

150.000

TONELADAS

Nuestro último artículo