Gremios agrícolas analizan trabajo en sustentabilidad para la construcción de un elemento diferenciador del agro chileno

El martes recién pasado SNA reunió a 17 gremios por rubro, de los 46 que forman parte de esta entidad a fin de conocer lo que cada sector está haciendo en materias de sustentabilidad y avanzar, conjuntamente, en la construcción de un elemento diferenciador de la agricultura chilena que esté basado en la sustentabilidad.

“Andamos buscando que el elemento diferenciador de la agricultura chilena sea el cómo producir, más que el cuánto producir. Ahí tenemos una tarea tremenda, de tener productos inocuos, de buenas calidad , de buena condición y de buena trazabilidad. Necesitamos producir alimentos, conservando, protegiendo el medio ambiente, a las comunidades y a las personas. Sostenibilidad desde el punto de vista social, medioambiental y también económico, porque también la agricultura necesita una rentabilidad acorde con el riesgo que asume cada agricultor, porque al final la rentabilidad es un medio para seguir produciendo alimentos”, indicó Antonio Walker, presidente de la SNA.

En el evento participaron con exposiciones representantes de ChilePrunes, Vinos de Chile, Frutas de Chile, Anpros Viveros de Chile, ChileMeat – Faenacar, Fedeleche, Corma, Aproval y Chile Carne. Cada gremio destacó aquellas áreas en las cuales están trabajando en materias de sustentabilidad, donde la certificación de estándares, la creación de estándares y manuales, así como la reportabilidad sectorial fueron los temas centrales en los cuales versaron las exposiciones.

Dentro de este contexto, Frutas de Chile, señaló que, actualmente, trabaja en la construcción del primer Reporte de Sustentabilidad del sector de la fruta fresca chilena, que se espera sea presentado a finales del segundo semestre de 2024. “Agradecemos esta oportunidad donde podemos conocer lo que están haciendo los otros gremios en materias de sustentabilidad, y donde nosotros podemos contarles en qué estamos también. Creemos que dada la realidad internacional y las exigencias, tanto de los mercados como de los propios consumidores, es importante avanzar en un reporte de sustentabilidad de nuestra industria, que nos permita diferenciarnos de nuestros competidores a nivel global, pues creemos que la sustentabilidad es una característica distintiva que debemos promover y mostrar al mundo”, explicó Iván Marambio, presidente de Frutas de Chile.

“De acuerdo a nuestro análisis en el mundo existen más de 343 estándares para la agricultura, por ello, como Frutas de Chile decidimos no agregar un estándar más a los ya existentes, sino que trabajar en un reporte de sustentabilidad, el cual, sea específico, práctico, pero realista, es decir, que entregue realmente un valor agregado al sector y su labor tanto a nivel interno como internacional”, precisó Rodrigo Gallardo, secretario general de Frutas de Chile, durante la presentación del proyecto de Reporte.

Por su parte, Pedro Acuña, director ejecutivo de ChilePrunes, relevó que la entidad lleva cerca de dos años de trabajo en el desarrollo de un estándar de sustentabilidad para la industria de la ciruela deshidratada.“Cientos de actores de la industria han participado de este proyecto, no solo empresas y sus proveedores, sino entidades gubernamentales y académicas, quienes estamos construyendo el primer estándar a nivel mundial para la ciruela deshidratada”, comentó el profesional, agregando que entre los beneficios de la certificación para quienes adhieren, estaría el ser una de las primeras empresas en el mundo, en recibir un certificado de sustentabilidad en el sector de la ciruela deshidratada. Algo relevante para los consumidores que buscan este tipo de productos, se interesan por su trazabilidad y el cumplimiento de estándares ESG.

Francisco Contardo, director ejecutivo del Comité de Paltas de Chile, destacó el trabajo del sector para generar una producción sustentable, y cuyos resultados han sido respaldados por el estudio de Cazala (Centro Regional del Agua para Zonas Áridas y Semiáridas de América Latina y el Caribe, CAZALAC-UNESCO), el cual, llevó a cabo el primer estudio sobre el cultivo de la Persea americana Mill (palto) en Chile, a través del cual fue posible conocer que estas plantaciones cumplen y contribuyen a las acciones que establece la “Convención de Naciones Unidas de Lucha Contra la Desertificación y Sequía”, es decir, el cultivo de la palta en Chile resulta positivo para la biodiversidad, la conservación de la humedad, evitar la erosión de los suelos, así como apoyar al desarrollo social de las zonas, por ejemplo, como fuente importante de trabajo. Asimismo, en términos del uso de agua, relevó que el estudio permite mostrar un buen manejo por parte del cultivo de la palta, con buena eficiencia en su uso que, en comparación a otros frutos del país, es bastante menor su consumo.

Otros sectores

Patricio Parra, Gerente del Consorcio I+D de Vinos de Chile, destacó en su presentación una de las iniciativas más emblemáticas del sector: el “Código de Sustentabilidad del Sector Vitivinícola Chileno”, el cual ha contado desde sus inicios con el apoyo de Corfo. Este estándar es voluntario y está orientado a incorporar prácticas sustentables en cualquier empresa vitivinícola chilena, sobre la base de requisitos en cuatro áreas complementarias: viñedo (área verde del código), proceso (área roja) , social (área naranja) y enoturismo (área morada). Este código es certificable.

En tanto, ChileMeat-Faenacar, presentó “La Reserva”, un proyecto de ganadería regenerativa “que permite unir al ganadero con el consumidor final. Incorpora prácticas de recuperación medioambiental. Es una carne que no sacrifica calidad, sino que adquiere más atributos”, detalló Rafael Lecaros, gerente general de la entidad, agregando que se trata de una iniciativa certificable, una vez que los ganaderos han demostrado que en su proceso de producción, llevan adelante una ganadería regenerativa, respetando los ciclos naturales de la tierra, promoviendo la biodiversidad de las praderas, favoreciendo la recuperación del suelo y convirtiendo a los pastizales en “Bombas de Carbono”, que rescatan toneladas de CO2 atmosférico.

Margarita Vergara, jefa técnica en ANPROS, explicó que hoy la entidad está centrada en cumplir con normativas nacionales e internacionales focalizadas en la fitosanidad, la inocuidad y la sustentabilidad. Entre las materias que la profesional destacó está el “Manual de Buenas Prácticas Semilleras” (BPS) de Anpros, el cual está a disposición de toda la industria y se ha implementado progresiva y voluntariamente entre los socios. Tiene como finalidad dar un conjunto de recomendaciones para que la producción de semillas se realice en forma responsable con el medio ambiente y los trabajadores, mediante el uso eficiente de los recursos utilizados en cada etapa de producción.

Por otra parte, Maritrini Lapuente, gerenta general de AG Viveros de Chile relevó el desarrollo del sello de calidad para plantas frutales. Un proyecto de la mano de FIA que busca reconocer a los viveros que trabajan con altos estándares productivos y de calidad, además de impulsar la mejora continua de la actividad. Se enfoca en el desarrollo de protocolos para estandarización de procesos y productos, mediante el establecimiento de criterios de clasificación de calidades de plantas a través de aspectos fitosanitarios, morfológicos y de genuinidad varietal, considerando, además, el fomento de prácticas que crearán valor ambiental y social.

Fedeleche, relevó la certificación de los predios lecheros , el cual, cuenta con un proceso de evaluación (disponible en la web) que permite ver, a quiénes desean certifcar, dónde están y las brechas a cerrar para su certificación, siendo ésta de carácter voluntaria.

Finalmente, expuso Corma, organización que destacó el grave momento que vive el sector maderero en Chile provocado por incendios intencionales y acciones vandálicas, por lo mismo, avanzar en temas de sustentabilidad requeriría, primeramente, que el sector logre una mayor estabilidad.

Estimado de producción temporada
2023-2024

150.000

TONELADAS

Nuestro último artículo