Chinese (Simplified)EnglishSpanish

Quillotano ganó concurso mundial y construirá casa con forma de palta

La vida de Ignacio Ríos (24) siempre ha estado ligada a Quillota y especialmente a uno de los frutos más tradicionales de la comuna: la palta, de la que es fanático. Desde muy pequeño, su vida transcurrió entre esta comuna y Santiago. Estudió en el Colegio Alemán de la capital, pero fin de semana que podía, viajaba a Quillota con su familia. De espíritu inquieto y hábil para los negocios, a los catorce años comenzó a vender paltas a compañeros y profesores:“Ya llevo diez años vendiendo paltas, pero esto viene de mucho antes. Lo que pasa es que mi familia tiene un campo en Quillota, que se fundó en 1998, el mismo año en que nací. En ese momento plantaron. Así que se puede decir que yo crecí con el campo”, dice sobre el terreno de su familia, ubicado en el sector San Isidro.

“El niño palta”

Al terminar el colegio, Ignacio comenzó a estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad Adolfo Ibáñez, también en Santiago. Sin embargo, desencantado de la carrera, comenzó a dedicarle más tiempo a la venta de paltas y a tomarse más en serio algo que – hasta ese minuto- era un pasatiempo y una forma de conseguir dinero: “Empecé a buscar maneras de hacer todo mucho más eficiente, de crear un concepto choro. Nació una página web, redes sociales. Ese año acuñó el concepto del ‘Niño Palta’, que fue una forma de hacer algo más disruptivo. Palta vende mucha gente, así que traté de buscar una manera de llamar la atención. Avanzaba un paso y retrocedía otro. Fue un proceso bien largo para crear mi marca”, cuenta Ignacio.

Todo por un Spam

Si alguna vez Ignacio tuvo dudas sobre su negocio de paltas, seguramente quedaron despejadas por completo este año. Casualmente, se topó con una oportunidad que podría cambiarle la vida; pues un día se encontró con un aviso de “Airbnb”, compañía que ofrece una plataforma digital global dedicada a la oferta de alojamientos, que le llamó la atención. “Fue un día como cualquier otro, me llegó una notificación al celular, era un spam de ‘Airbnb’. Decía: ‘Concurso, 10 millones de dólares para desarrollar las casas más locas’. Al tiro me obsesioné con eso, estaba partiendo con el niño palta y todo el día me lo pasaba pensando en eso. Como dar conocer el concepto, así que pensé: el niño palta vive en una palta flotante en medio de una plantación de paltas. Es imposible que estos gringos no piquen”, cuenta. Y tenía razón. Usando todo su ingenio y creatividad, Ignacio postuló su idea del “Niño Palta”: la casa con forma de palta flotante, en un campo a pocos kilómetros de la capital de Chile. Así logró pasar el corte de los 500 seleccionados entre decenas de miles de postulantes de 20 países. Y el siguiente paso fue más difícil, pero lo consiguió: convenció a dos arquitectos de que su loca idea de una casa con forma de palta era realizable y quedó entre los 100 ganadores del concurso, que lo financiará con hasta cien mil dólares, o sea más de 91 millones de pesos, para su soñada casa con forma de palta.

Desafío paltero

Lo que sigue para Ignacio Ríos tampoco es fácil. La singular residencia deberá estar construida en agosto de 2023. Según comenta el joven, una de las condiciones para recibir el premio es que durante un año, la vivienda deberá estar disponible para hospedaje en la plataforma internacional “Airbnb”. Sin embargo, el futuro de la casa aún está en veremos. “Básicamente, todo 2024 se va estar arrendando en la plataforma, que es lo que dice el contrato. Pero en 2025, hay dos opciones. Puede seguir igual disponible en la plataforma, para que la gente conozca el campo y compartirlo con el mundo, o puede ser que me vaya vivir ahí, que es lo que tenía pensado desde el principio. No tengo casa, así que no se me ocurre nada mejor que vivir en una con forma de palta”, cerró Ignacio entre risas.

Fuente: Observador.cl

Estimado de producción temporada
2022-20223

186.000

TONELADAS

Nuestro último artículo
Chinese (Simplified)EnglishSpanish